obseidad mórbida

Obesidad mórbida vs alimentación consciente

463 Views0 Comment

Hace unos día visité en la consulta a un hombre de 30 años que hacía un año y medio se había sometido a un By Pass gástrico. En el momento de la intervención pesaba 145Kg de peso (IMC>50), actualmente pesa 74Kg,  ha perdido en un año y medio aproximadamente 75 Kg. Está muy contento y satisfecho con el resultado.

Él siempre había sido una persona gruesa, tenía muy claro que su aumento exagerado de peso se remontaba 10 años atrás, a raíz de un cambio drástico en su estilo de vida. Cambió de trabajo y como consecuencia cambió de hábitos, dejó de hacer actividad física y comía igual o más cantidad. Empezó a aumentar de peso y a entrar en la rueda de las dietas y de su “efecto yo-yo”; pérdida de peso con posterior rebote produciendo un aumento de peso mayor al del inicio de la dieta. No obtuvo éxito con ninguna dieta y dejó de creer en ellas, paralelamente su insatisfacción y ansiedad por su imagen iban creciendo.

Afirmaba que:

  1. La ansiedad es la causa mas importante del aumento de peso.
  2. El reconocimiento por parte de los demás es esencial para todas las personas. “Cuando paseaba por la calle con 150 Kg, la gente me miraba de la misma manera que hubieran mirado a un hombre pintado todo de verde, era un bicho raro”.
  3. El estómago es un músculo que por pequeño que quede, después del By Pass, puede volver a aumentar de tamaño si no cambias los antiguos hábitos alimentarios.

 

La Alimentación Consciente te permite:

    • mejorar tu relación con la comida y cultivar una relación mas consciente con ella
    • cambiar conductas automáticas en relación a la comida
    • diferenciar el hambre real del hambre por ansiedad
    • re-aprender las señales de hambre física y de saciedad para decidir si empezar o dejar de comer
    • desarrollar tu intuición para escoger alimentos que sean placenteros para ti y nutritivos para tu cuerpo 
    • reconocer tus diferentes respuestas frente a la comida sin juicios ni autocríticas.

 

Deja tu comentario